Infància

Los móviles y las tabletas, los nuevos niñeros tecnológicos

Videoconsolas, tabletas, teléfonos móviles o relojes inteligentes figurarán un año más en muchas de las cartas a los Reyes de adolescentes y también de niños. Pero todos estos artilugios electrónicos que forman parte de la vida cotidiana de muchos adultos, ¿a partir de qué edad deben regalarse?

Com ha canviat la tecnologia a la infancia i la joventut?

Als investigadors que ens ocupa la relació dels nens i joves amb les noves tecnologies (TIC) sovint ens fan una pregunta que, per repetida, no resulta en absolut una pregunta fàcil de respondre: en un món connectat com l’actual, de quina manera han canviat les TIC la infància i la joventut?

E-infancia: de la bicicleta al teléfono inteligente

La pelota para jugar, los lápices para escribir y las relaciones cara a cara entre dos amigos conviven ahora con un gran número de herramientas tecnológicas que han transformado la infancia: videoconsolas, ordenadores, aplicaciones, tabletas, móviles, herramientas de mensajería instantánea...

Cámaras en el aula: una falsa sensación de seguridad

Acostumbrado a ver qué hace su hijo mientras está en la guardería con solo introducir una simple contraseña en su teléfono, el futbolista Leo Messi ha hecho instalar un sistema de videocámaras en la escuela donde ha matriculado de P3 a su primogénito.

La crisis ha afectado a la inclusión de muchos adolescentes en la sociedad tecnológica

Del año 2012 al 2014 el número de niños y niñas de diez a quince años con móvil en Cataluña ha disminuido y ha pasado del 63,2 % al 57,8 % según la información proporcionada por el Instituto Nacional de Estadística.

Los juguetes tecnológicos: una decisión de adultos

«Incorporar las nuevas tecnologías a la vida cotidiana de los niños tiene que ser entendido como un ejercicio de normalidad. En una sociedad progresivamente organizada en torno a redes informacionales, lo más lógico es que los adultos adopten una actitud positiva hacia la tecnología y los acompañen en sus primeros pasos.